Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).
Normas
Se recomienda su lectura, antes de "continuar", para evitar sorpresas. Muchas gracias.

http://www.supervivencia-y-naturaleza.com/f1-normas-del-syn

Será motivo de baja automática, en el sistema, a todos aquellos usuarios que habiéndose registrado:

- No se presenten, en el Subforo "Puerta de Entrada", como nuevos usuarios durante un periodo máximo de 10 días consecutivos.

- No cumplimenten el perfil de usuario.

Es de buena educación presentarse, aquí somos educados y todos, en su momento, nos presentamos.

Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).

Fundado en su primera etapa (Foro SyN-I) el 20 de enero de 2009, alcanzando un total de: 290.608 Mensajes, 85.248 Temas y 3.997 Usuarios. ~7 AÑOS DE SUPERVIVENCIA EN ESPAÑOL~
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  Grupo Foro SyN en FacebookGrupo Foro SyN en Facebook  

Comparte | 
 

 2ª parte del campamento.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
shinmentoyotomi
Instructor 1º
Instructor 1º


Mensajes : 9586
Fecha de inscripción : 02/07/2011
Edad : 41
Localización : Loja (Granada)

MensajeTema: 2ª parte del campamento.    Sáb 3 Sep - 20:53:22

2. Localización
a) El agua.
El agua es un recurso básico sin el cual el ser humano no es capaz de sobrevivir más allá de tres días. Una de las primeras preocupaciones a la hora de establecer un campamento de cualquier tipo ha de ser siempre el acceso a ella. Normalmente si acampamos en zonas habilitadas en Europa no deberíamos tener problema, dado que suelen estar dotadas de puntos de agua potable (de hecho los campings deben por ley disponer de agua para todas las necesidades de acuerdo con la legislación vigente. ¿Pero qué pasa si acampamos fuera de zonas habilitadas? Antes de pensar siquiera en salir al campo lo ideal es hacernos con mapas de la zona. Actualmente es mucho más fácil que hace unos años acceder a material de calidad, tanto comprado (por ejemplo los excelentes mapas del Servicio Topográfico de las FAS españolas) como incluso de acceso gratuito (es el caso de los mapas descargables que consejerías autonómicas y parques naturales ofrecen a menudo en sus webs. Incluso los ubicuos GPS nos pueden dar información de gran calidad y fácil acceso. En un buen mapa nos indicarán claramente la situación de fuentes, nacimientos pozos y demás puntos de agua. Una vez tenemos claro donde reponerla podemos establecer tanto campamentos “permanentes” como puntos de parada en ruta según planeemos una estancia o una caminata.
No existe una distancia ideal a un punto de agua desde un campamento, pues son diversas las circunstancias. Así mientras en un camping podemos plantar la tienda a pocos metros de un grifo, en el caso de lagunas o abrevaderos es mejor dejar una distancia que nos aparte de las posibles molestias que los animales nos puedan causar (ganado que abreva y defeca al tiempo, mosquitos que salen al anochecer de los acuíferos de superficie, etc). Como siempre un estudio del lugar nos dirá qué hacer. En general una distancia de un máximo de media hora caminando (aproximádamente tres kilómetros en llano) entre el campamento y el agua puede ser razonable. Siempre debemos tener en cuenta que el agua pesa aproximádamente un kilo por litro y no es lo mismo llenar una camel bak de dos o tres litros y echársela a la espalda que acarrear cubos para lavarse o guisar por ejemplo. Hay que planear cuánta agua, cuándo y para cuánta gente vamos a necesitar.
Además hemos de tener en cuenta qué clase de fuente de agua es la que vamos a aprovechar. Existen en nuestro país multitud de nacimientos, especialmente en nuestra abundante orografía, de aguas potables y purísimas que se pueden usar directamente pero lo más general será que el agua proceda de cursos fluviales (tanto ríos permanentes como arroyos de temporada), balsas o pozos. En cualquiera de estos casos el agua puede suponer problemas no sólo por la necesidad de potabilizarla sino por los potenciales riesgos inherentes al agua en si (crecidas, barros, insectos y bacterias molestos o dañinos, etc.). Como decían los antiguos griegos “la virtud está en el justo medio”. En general lo ideal es acampar a una distancia tal del agua que haga cómodo su uso, pero no tan cercana que nos suponga exponernos a problemas o, aún peor, riesgos.
b) Orientación y situación.
Luz, calor, viento, suelo, son factores importantes a la hora de elegir un lugar para acampar. Una vez hemos resuelto el tema clave del punto de aguada, el siguiente punto debe ser establecer el campamento en sí. El primer factor a considerar es el suelo.
Cuando buscamos un lugar donde acampar el primer factor debe ser buscar un suelo adecuado. ¿Cómo debe ser ese suelo? El primer factor es el espacio. Puede parecer una perogrullada pero antes siquiera de empezar a plantar el campamento debemos asegurarnos de que el lugar es lo suficientemente amplio para nuestras necesidades. Debemos tener en cuenta cuanta gente va a situarse en el lugar y con qué material. Tiendas de campaña, mochilas, coches y demás ocuparán espacio, y hay que prever cuánto necesitaremos. Evidentemente si salimos a ver las estrellas en agosto, con un trozo de suelo de dos metros por uno y medio basta, mientras que si salimos con el todoterreno, la tienda plegable, el paravientos para la cocina portátil, el hinchable de los niños, etc., podemos llegar a necesitar más espacio para acampar que el que usamos en casa.
Evidentemente ese espacio deberá tener una serie de características. La primera de ellas es que el terreno sea lo más llano posible y elevado. Hay varios motivos para ello. En primer lugar un terreno desigual es incómodo tanto para dormir como porque las desigualdades pueden acumular agua con los efectos secundarios que ya os podeis imaginar. La elevación tiene el mismo sentido un terreno relativamente elevado será más seco y por tanto más cómodo para dormir, especialmente en épocas de mal tiempo, así como para encender fuego o plantar tiendas de campaña. Otra característica importante es la limpieza de ese suelo. Aqui podemos poner nuestro trabajo para mejorar el suelo. Raíces, piedras, plantas molestas (punzantes, urticantes, etc.) pueden retirarse en lo posible, del mismo modo que los huecos se pueden rellenar con grava o arena o se puede usar pasto, hojas y similares para preparar un “colchón” que haga más cómoda nuestra noche.
En cuanto a la orientación la época del año marcará qué orientación es más interesante. Así en otoño e invierno buscaremos orientar el campamento hacia el sur para aprovechar al máximo la luz y el calor, mientras en verano la orientación norte en general nos proporcionará más fresco. En este sentido el viento también es un factor muy a tener en cuenta.
El viento es muy importante. Hemos dicho que el campamento debe ser amplio y llano, pero también hay que sopesar lo expuesto al viento que esté. El viento hace variar la temperatura y la sensación térmica al arrancar el aire caliente que está en contacto con nuestra piel. Esto que se agradece en verano en invierno puede llegar a ser mortal. Además el viento arrastra humos y olores, por lo que puede convertir el campamento en un lugar muy desagradable si arrastra hasta nosotros olores como los de granjas o ciénagas cercanas o si empuja el humo del fuego hacia las tiendas (aqui no sólo es importante la incomodidad del mal olor sino el riesgo de intoxicación. Una excesiva exposición a un viento fuerte incluso puede destruir nuestro campamento, arrancando las tiendas de campaña, desperdigando el material, etc. Además hemos de tener en cuenta que el viento arrastrará olores como el de nuestra comida atrayendo a visitantes indeseados (y no me refiero al típico cuñado gorrón como os imaginaréis). Jabalíes, osos y otros animales pueden ser lo bastante osados como para penetrar en el campamento si el viento les lleva aroma a comida con los efectos imaginables sobre nuestras provisiones y equipo. El viento además altera el grado de humedad y sequedad del terreno según arrastre niebla, o sople tras pasar sobre una cumbre, lo cual lo enfría además de hacerlo seco. ESto, que se denomina efecto Foehn hace que la ladera a favor del viento suela ser más húmeda que la situada a sotavento. Elegir la ladera adecuada, estudiar la situación de setos, muros, bosques y demás factores que dispersan, cortan o encajonan el viento nos dará la clave para aprovechar este elemento en nuestro favor.
Por lo tanto, según el momento y el lugar orientaremos el campamento a favor o contra el viento dependiendo de cómo queramos que influya este sobre nuestra zona de acampada.
Dicho esto, ¿cuál es el lugar perfecto para nuestro campamento? Aquél en el que la combinación de los factores antedichos en función de la época del año, la cantidad de acampados, el material disponible y la duración del campamento “in situ” nos permita disfrutar de un campamento lo más cómodo (en el mejor caso) o al menos habitable (en el peor) posible.
c) Accesibilidad y visibilidad.
Un aspecto importante en un campamento (a no ser que hablemos de militares) es que se sitúe en un punto fácilmente accesible y que proporcione una buena visibilidad tanto hacia el campamento como desde este.
En cuanto a la accesibilidad, el campamento debe hallarse en un lugar que sea accesible para nosotros, aunque no para los animales (al fin y al cabo las visitas “indeseadas” de estos pueden causar problemas). ¿Cómo resolvemos esta aparente contradicción? En primer lugar debemos situar el campamento en un lugar que nos permita llegar a él con facilidad. El campamento debemos elegirlo teniendo en cuenta que se encuentre cerca de zonas de paso accesible (caminos, veredas, etc.) pero nunca en medio de estas, pues nos interesa llegar y salir cómodamente, no estorbar el paso ya sea de personas o de animales. Esto se puede hacer normalmente consultando el mapa igual que hemos hecho con el agua. En caso de no disponer de mapa de la zona se impondrá una exploración de los alrededores de la ruta que seguimos normalmente al tiempo que localizamos los recursos que necesitamos (agua, alimentos, etc.)
En segundo lugar cortar el acceso al campamento a los animales dependerá de la fauna de la zona. No nos importa por ejemplo que un conejo cruce nuestro punto de acampada, pero un jabalí en cambio puede causar trastornos e incluso daños importantes en tiendas, equipo y provisiones. En general en nuestro país no es necesario cerrar todo el campamento, basta con aislar aquella zona o material que no queramos que se vea afectada. Unas veces bastará con guardar el material “sensible” en un vehículo, caso de disponer de él, otras en cambio puede ser necesario crear alguna clase de vallado sea mediante el empleo de ramaje, arbustos punzantes como la zarza o situando plataformas o refugios elevados, en un árbol por ejemplo. Todo esto supone trabajo extra que sólo vale la pena en casos muy determinados. De nuevo será la lógica la que dicte qué vale la pena hacer en cada momento. Generalmente un lugar bien orientado va a ser también un lugar con una accesibilidad medianamente buena, con lo que ya habríamos resuelto una parte antes de empezar, si no estudiaremos las diversas opciones que la zona nos ofrezca, y elegiremos en base a nuestras necesidades y a lo que haya disponible.
En lo referente a la visibilidad, esta es especialmente importante en dos casos. El primero es el de tener que acampar en lugares desconocidos. Sobre todo si nos hemos perdido, nuestra primera prioridad debe ser facilitar la labor de un posible equipo de rescate, así como facilitarnos a nosotros mismos regresar al campamento en caso de tener que abandonarlo para buscar agua, comida o cualquier otro recurso. Incluso aunque sepamos donde estamos no está de más que se nos vea claramente por si acaso. Los accidentes ocurren, y prevenir es curar como suele decirse y como nuestra actividad no implica tener que esconderse de nadie no haymucho más que añadir. Para esto un campamento cercano a zonas de paso no sólo lo hace accesible, si no fácilmente localizable. A esto hay que añadirle el máximo de señales posibles de nuestra presencia. Los colores primarios, las líneas rectas, los objetos ordenados de forma simétrica o regular, las luces, son elementos que indican presencia humana al ser fáciles de diferenciar de los objetos naturales.
El segundo es que nosotros no somos los únicos que estamos en el campo. Cazadores, rebaños, practicantes de deportes de motor (motocross, quad, rutas en 4x4) pueden interferir con nuestra actividad de forma incluso peligrosa. Un campamento bien visible evitará que nos caigan encima perdigones, o incluso vehículos, a veces literalmente caidos del cielo. Aunque nosotros seamos responsables, incluso aunque lo sean los demás, los accidentes pueden suceder, y no está de más que hagamos lo posible por evitarlos. Normalmente nuestro propio material actualmente suele ser suficiente, la mayoría de tiendas de campaña y mochilas por ejemplo son de colores llamativos, pero en caso de duda no sobra una bandera, cintas o incluso un cartel que indique nuestra presencia y la de nuestro vivac. Más vale pecar de excesivamente cuidadosos en este aspecto, al fín y al cabo ¿a quién le apetece encontrarse un todoterreno encima de la tienda de campaña o algo por el estilo? Todos los años se producen muchos accidentes de caza por ejemplo cuando un cazador dispara por accidente contra el puesto de otro (y eso que se supone que saben dónde se sitúan unos y otros). Del mismo modo también con cierta frecuencia practicantes de enduro o trial chocan al girar curvas o similares, aún yendo juntos, no está de más por tanto hacernos visibles.
Volver arriba Ir abajo
Pictolino & G.
FUNDADOR FORO SyN
FUNDADOR FORO SyN


Mensajes : 19869
Fecha de inscripción : 13/06/2011

MensajeTema: Re: 2ª parte del campamento.    Vie 18 Mayo - 8:34:02

Bien, bien, bien.
Volver arriba Ir abajo
Trueno
Jefe de Patrulla
Jefe de Patrulla


Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 20/02/2012
Localización : San Carlos del Valle

MensajeTema: Re: 2ª parte del campamento.    Vie 18 Mayo - 22:20:54

Me gusta!!!!!! cosas muy intersantes! si señor buen post, Gracias
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: 2ª parte del campamento.    Hoy a las 8:47:40

Volver arriba Ir abajo
 
2ª parte del campamento.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 5ª y 6ª partes de "El campamento".
» Cocina de campamento base (No es para ponerse al hombro)
» campamento de misiones
» CAMPAMENTO EN PTO. ARENAS - SAN JAVIER.
» Alarma en el campamento

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).  :: F. Supervivencia en la Naturaleza. Comportamientos, actuaciones y técnicas. "SURVIVAL" - "BUSHCRAFT". :: 12. Supervivencia en la Naturaleza. Comportamientos, actuaciones y técnicas.-
Cambiar a: