Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).
Normas
Se recomienda su lectura, antes de "continuar", para evitar sorpresas. Muchas gracias.

http://www.supervivencia-y-naturaleza.com/f1-normas-del-syn

Será motivo de baja automática, en el sistema, a todos aquellos usuarios que habiéndose registrado:

- No se presenten, en el Subforo "Puerta de Entrada", como nuevos usuarios durante un periodo máximo de 10 días consecutivos.

- No cumplimenten el perfil de usuario.

Es de buena educación presentarse, aquí somos educados y todos, en su momento, nos presentamos.

Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).

Fundado en su primera etapa (Foro SyN-I) el 20 de enero de 2009, alcanzando un total de: 290.608 Mensajes, 85.248 Temas y 3.997 Usuarios. ~7 AÑOS DE SUPERVIVENCIA EN ESPAÑOL~
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  Grupo Foro SyN en FacebookGrupo Foro SyN en Facebook  

Comparte | 
 

 3ª parte de "El campamento"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
shinmentoyotomi
Instructor 1º
Instructor 1º


Mensajes : 9586
Fecha de inscripción : 02/07/2011
Edad : 41
Localización : Loja (Granada)

MensajeTema: 3ª parte de "El campamento"   Lun 5 Sep - 11:57:18

3. El espacio en el campamento.
Algo primordial en todo campamento es el orden. Puede parecer algo raro estar en el campo y ordenar el espacio, siendo el campo un lugar por definición anárquico. Sin embargo los seres humanos necesitamos el orden para estar cómodos. Hay aspectos obvios como el hecho de que las cosas ordenadas no se pierden con tanta facilidad como las desordenadas. Pero más allá de lo obvio el orden nos permite evitar problemas como caídas, quemaduras, deterioros de materiales etc. Y más aún, el orden del campamento y del equipo favorece la disciplina y el sentirse a gusto, lo cual es muy positivo de cara a mantener la moral alta. Cualquiera que haya pasado más de tres días en el campo sin las comodidades a las que tan acostumbrados estamos sabe que el aburrimiento y el malestar se pueden presentar en cualquier momento, especialmente si el tiempo no acompaña. Mantener y mejorar el orden del campamento nos mantiene ocupados y transforma el campamento en un “hogar”, lo que nos hace sentirnos cómodos. Ese orden nunca se acaba, cuanto más tiempo estemos en el campamento más lo podemos mejorar, y eso redundará en nuestro beneficio a todos los niveles (comodidad, limpieza, lucha contra el aburrimiento, etc.
a) El fuego.
Una vez elegido el espacio que ocupará el campamento uno de los primeros aspectos a prever es el lugar en el que situaremos nuestro fuego. Este es prioritario pues nos va a proporcionar calor y luz, va a cocinar nuestra comida, nos va a proteger de animales indeseables y va a marcar a distancia el lugar donde nos hallamos (lo que en caso de habernos perdido puede ser vital).
Un aspecto básico al elegir dónde encender un fuego es el suelo. Buscaremos un lugar despejado, en el que las llamas no puedan provocar un incendio, seco (un suelo húmedo dificultará mucho la labor de encenderlo), protegido del viento que pueda apagarlo, arrastrar pavesas y similares, y finalmente siempre que sea posible a contraviento, de modo que no arrastre humos hacia el lugar donde dormimos, no sólo por la incomodidad del olor a humo (que de todos modos desaparece al cabo de un rato en cuanto nuestros receptores nerviosos se saturen si no por el riesgo de intoxicación, especialmente en refugios cerrados.
Evidentemente, de no existir este lugar deberemos acondicionarlo. Para ello podemos tomar na serie de medidas. La primera es la de excavar un hoyo o al menos limpiar la superficie de modo que dispongamos de una superficie carente de materia orgánica que pueda arder. Generalmente es la mejor opción, pero no siempre. Si el suelo fuese húmedo u orgánico (por ejemplo turba, con alto contenido en carbono) la opción sería elevar el fuego. Lo más simple y eficaz es formar una plataforma con piedras lo más planas posible, de modo que el combustible quede alto pero no pueda rodar fuera de nuestro “hogar”. El punto donde colocamos ese fuego estará condicionado por una serie de factores. Así si el fuego debe calentar el lugar donde vamos a dormir tenemos que colocarlo de manera que las entradas de las tiendas se orienten hacia él pero no estén tan cerca como para provocar incendios (debemos recordar que sacos,tiendas y demás hoy en día suelen estar hechos de materiales sintéticos que arden con gran facilidad. Si el fuego va a servir para cocinar es importante que el viento arrastre humos y olores lejos de las tiendas tanto por comodidad como para alejar a los animales de estas.
Teniendo todo esto en cuenta lo ideal sería que en torno al fuego no hubiese nada en un espacio de entre 1’5 y 3 metros como mínimo. En cuanto a sus dimensiones dependerán de cuanta gente necesite ese fuego. La imagen de una gran fogata de campamento en torno a la que se sientan 20 o 30 personas puede ser muy bucólica pero hay que ser realistas y un gran fuego consume muchísimo combustible y por tanto desperdicia mucha energía. Puede ser mucho más interesante para un grupo grande establecer varios fuegos más pequeños y prácticos. De nuevo es nuestro sentido común el que nos dictará qué hacer. De hecho a menudo un pequeño hormillo (si disponemos de él o podemos fabricar uno de circunstancias) puede sernos mucho más útil que una fogata.
b) Tiendas de campaña, chambaos y similares.
Aquí hablaré de todos aquellos lugares donde vayamos a dormir. Tiendas de campaña, chambaos, refugios, bashas, y demás van a suponer necesidades diferentes y por lo tanto impondrán el lugar donde los situemos.
Comenzaremos por la tienda de campaña. Esta exige en primer lugar un espacio despejado de las dimensiones suficientes como para abrir la tienda (obvio ¿no?), y eso incluye los vientos. Ese espacio tiene que ser despejado pero no expuesto al viento (todos hemos visto alguna vez una tienda de campaña alzar el vuelo y francamente aparte de lo molesto de perderla o romperla, imaginaos el bochorno y las risas del momento a nuestra costa). Lo segundo es que el lugar sea llano si no queremos que a medianoche alguien acabe rodando sobre los demás o despertarnos con las piernas dormidas por el acúmulo de sangre (estoy exagerando evidentemente).En tercer lugar el lugar debe estar limpio o limpiarse. Con esto me refiero a que buscaremos un lugar donde no haya piedras, raíces salientes o cualquier cosa por el estilo que se nos clave en la espalda. También en la limpieza del lugar entra el comprobar que no haya nidos, heces o similares y sobre todo hormigueros. Las hormigas siempre encuentran un hueco por el que colarse, lo que nos puede hacer despertarnos a medianoche en medio de un enjambre de bichitos molestos. Por supuesto aún peor es poner la tienda sobre un nido de avispas aunque hay que dar por supuesto que nadie es tan inconsciente...o sí.
Otra clave es evitar los pasos de agua, charcos y demás. Nunca debemos colocar las tiendas en o cerca de pasos de agua (esto vale para todo el campamento en general (todos recordamos el triste caso del camping de Biescas) por supuesto, pero también debemos evitar charcos o lugares susceptibles de que estos se formen. Aunque las tiendas modernas disponen de suelos impermeables que suelen subir unos buenos 5 centímetros por los cuatro laterales que a menudo impedirán que la tienda se inunde (salvo lluvias exageradamente fuertes y en caso de preverse estas no deberíamos plantearnos acampar), un suelo encharcado es por definición frío y desagradable para dormir incluso teniendo una capa plástica que nos aisle. Además hay que contar con que llegada la hora de levantar nuestro campamento una tienda con el fondo mojado y embarrado supone peso extra y daños en la tela a no ser que la sequemos bien. El deterioro del material puede ser muy grave y molesto en la siguiente ocasión en que pretendamos usar la tienda. Los que hemos hecho el servicio militar hemos sufrido con cierta frecuencia el tener que dormir en una tienda comida por el moho, con las consiguientes molestias por culpa de que alguien antes de nosotros no se preocupó por la humedad y su efecto sobre la tienda.
Evitaremos además colocar las tiendas debajo de árboles. En España hay poco peligro de que una rama se nos caiga encima (no así en zonas selváticas de Latinoamérica) pues no hay tanta humedad como para pudrir las ramas en el propio árbol, pero sigue siendo posible que caigan objetos indeseables de los árboles. Aparte estos atraen los rayos, y estos son un peligro para nuestras tiendas de campaña. ¿De qué sirve que nuestra tienda tenga las varillas de material no metálico si luego plantamos la tienda justo bajo un “pararrayos” natural?
¿Y si no tengo tienda de campaña? En ese caso tendremos que montar un refugio de circunstancias. Para ello lo mejor es ahorrar el máximo de trabajo. Así, si encuentro una cueva o una ruina que me aseguren un cobijo suficiente y seguro para hacer noche sería poco inteligente no aprovecharlo. El problema viene si no hay elementos de este tipo. Entonces recurriremos a montar un chambao o refugio de circunstancias. Muchos llevamos en nuestro equipo una basha, poncho o toldo de algún tipo. Estos son fácilmente adaptables para la construcción de refugios de circunstancias, y al contrario que en el caso de la tienda de campaña, sí nos interesa combinarlos con la vegetación. Un tronco caido, dos árboles lo suficientemente cercanos, o una roca con irregularidades nos proporcionarán una buena base a la que acoplar nuestro “tejado” normalmente haciendo uso de cuerdas, piquetas, pulpos o cualquier material similar ya sea portado por nosotros o improvisado con los medios a nuestro alcance. Aquí el paisaje nos proporcionará las claves. Mucho de lo dicho para la tienda de campaña es aplicable (suelo llano, evitar hondonadas encharcables, pasos de animales, hormigueros, etc.). Y si no tenemos toldo o similar no hay problema. Al fín y al cabo, por desgracia, abunda en nuestros campos la basura. Sacos de plástico, planchas de chapa o “uralita” y similares pueden hacernos un gran servicio, así como materiales naturales como ramas, pasto, etc.
c) Mobiliario y almacenaje.
Ya sea portado por nosotros o improvisado a partir de materiales encontrados en la zona la colocación de algunos “muebles” en nuestro campamento no sólo nos hará la vida más cómoda, si no que en caso de que el campamento se haga por causa de una emergencia darán un aspecto de “normalidad” a nuestra vida que ayudará a nuestra moral tanto como al confort. Los “muebles que improvisemos no necesitan ser muy complejos pero sí deben estar bien colocados. Así sería interesante preprar si es posible:
a) una fresquera; esta se situará colgada a una altura suficiente como para alejarla del alcance de los animales más comunes. Al fin y al cabo lo que guardaremos dentro son alimentos, así que no nos interesa que sean pasto de la fauna local. Es importante también que disponga de alguna forma de cierre tanto para evitar pérdidas de calor como para impedir el acceso a aves, avispas y demás.
b) algún tipo de soporte o percha que nos permita colgar el equipo cuando no lo usemos lejos de barro, arena y animales molestos. Esto es especialmente importante en el caso del menaje que usemos para comer o guisar. Podemos hartarnos de lavar un cacharro con arena o agua para que luego venga un zorro a babear dentro en busca de alguna migaja de grasa y transmitirnos cualquier parásito o enfermedad. Lo lavamos y lo colgamos boca abajo en su percha que estará preferentemente en un lugar cómodo. Incluso podemos tener dos, uno cerca del fuego para tenerlo a mano a la hora de guisar y otro cerca de donde lo lavemos para que escurra.
c) una mesa. Comer, consultar mapas o trabajar suelen ser actividades mucho más cómodas si se hacen sobre una mesa. No es difícil improvisar una.
Todos estos muebles deben situarse en un lugar que sea en primer lugar cómodo (pondremos las cosas donde las vayamos a usar), en segundo lugar que no estorbe la circulación interna del campamento y tercero que evite que puedan arder. Por supuesto es importante que los situemos a cierta distancia de la tienda de campaña o el refugio, pues en caso de tropezar con ellos tanto nuestra caida como el material arrastrado en ella pueden dejarnos “sin techo”.
Volver arriba Ir abajo
Pictolino & G.
FUNDADOR FORO SyN
FUNDADOR FORO SyN


Mensajes : 19869
Fecha de inscripción : 13/06/2011

MensajeTema: Re: 3ª parte de "El campamento"   Vie 18 Mayo - 8:32:49

Gracias señor Pepe Lui
Volver arriba Ir abajo
shinmentoyotomi
Instructor 1º
Instructor 1º


Mensajes : 9586
Fecha de inscripción : 02/07/2011
Edad : 41
Localización : Loja (Granada)

MensajeTema: Re: 3ª parte de "El campamento"   Vie 18 Mayo - 21:34:49

Al servicio de vuesa merced, don Marco jejeje.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: 3ª parte de "El campamento"   Hoy a las 21:35:50

Volver arriba Ir abajo
 
3ª parte de "El campamento"
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 5ª y 6ª partes de "El campamento".
» Cocina de campamento base (No es para ponerse al hombro)
» campamento de misiones
» CAMPAMENTO EN PTO. ARENAS - SAN JAVIER.
» Alarma en el campamento

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Supervivencia y Naturaleza (Survival & Nature).  :: F. Supervivencia en la Naturaleza. Comportamientos, actuaciones y técnicas. "SURVIVAL" - "BUSHCRAFT". :: 12. Supervivencia en la Naturaleza. Comportamientos, actuaciones y técnicas.-
Cambiar a: